La Importancia de la comunicación en náutica sigue siendo determinante.

A raíz del lamentable naufragio de la embarcación “La Lucia” en la zona de Santiago Vázquez donde perdieron la vida 2 jóvenes y experimentados pescadores el pasado 12 de septiembre de 2018 es que brindamos algunos detalles a tener en consideración.

Por ser un país con hidrografía importante este tipo de casos nos son familiares y generan conmoción.

Colateralmente se disparó en muchos medios de opinión y redes sociales el paradigma del Chaleco Salvavidas y de la ausencia del mismo en muchas embarcaciones, particularmente en la tripulación de “La Lucia” .

El tema muchas veces es expuesto como si el chaleco salvavidas asegurara el 100 por ciento de éxito en el rescate con vida de los tripulantes de las embarcaciones accidentadas.
Es imprescindible contar con chaleco, no existen opiniones encontradas al respecto pero es de igual importancia conocer uno de los factores principales en la causa de perecimiento de las victimas de naufragio.

Como lo mencionaba, el uso del chaleco salvavidas es fundamental pero que es lo que sucede ante una eventual caída al mar sin posibilidad de reingreso a la embarcación.

El cuerpo humano funciona correctamente cuando la temperatura corporal se encuentra promedio en 37ºc, si la temperatura de nuestro cuerpo desciende rápidamente por debajo de los 35ºc estamos ante la presencia de lo que conocemos como hipotermia leve, esta condición se agrava al punto de sufrir consecuencias fatales si la temperatura corporal desciende por debajo de los 30ºc lo que se considera hipotermia grave.

Entonces no solo alcanza con poder estar a flote con un chaleco ya que el factor hipotermia y las condiciones del clima son fundamentales, realmente es cuestión de tiempo “literal”.

A temperaturas de agua entre (15 a 21 °C), se estima que el tiempo hasta el agotamiento o pérdida del conocimiento es de 2 a 7 horas, con un tiempo de supervivencia esperada en el agua de 2 a 40 horas. condición que empeora a temperaturas inferiores.

El día del fatídico naufragio el 12 de septiembre de 2018 el agua del Río de la Plata se encontraba aproximadamente a 14ºC lo normal para esa época del año en la Zona de Santiago Vázquez.

La mencionada condición nos plantea el siguiente escenario, temperatura del agua entre (10 a 15 °C) hablamos de 1 a 2 horas hasta  sucumbir al agotamiento o pérdida del conocimiento, con un tiempo de supervivencia esperada en el agua de 1 a 6 horas. Condición que desmejora sustancialmente en presencia de viento que actúa como acelerante para la hipotermia. Desconozco la hora estimativa de la caída de los pescadores al mar para puntualizar la presencia de viento pero seguramente ante presencia del mismo eso acota el margen de lograr un rescate exitoso.

Las interrogantes surgidas en la impronta fueron: ¿tendrían chaleco?, ¿ sabrían nadar ? son las lógicas preguntas que nos hacemos, pero aunque tuviesen chalecos o fuesen excelentes nadadores en optimas condiciones físicas aun así luego de la extenuante jornada de trabajo  la presencia de hipotermia es determinante y el factor tiempo es vital para lograr un rescate exitoso.

Entiendo hay que optimizar mucho aun el factor comunicación ya que sigue siendo de prioritaria necesidad, existen múltiples medios en la actualidad para hacerlo. Claro podría lograrse como derecho pero esto conlleva obligaciones.

 

 

Deja un comentario