Esta noticia se publico en Diario de Mallorca, cita además como  fuente a agencia efe, donde en el desarrollo de la noticia explica lo que en el titular parece lapidario.

China halla restos del virus en embalajes de congelados de Uruguay y Brasil

China ha vuelto a encontrar restos del coronavirus en el envasado de productos congelados importados, en este caso de Brasil y Uruguay, informaron las autoridades sanitarias de la ciudad de Wuhan, en el centro del país. Los embalajes de cerdo congelado brasileño y de ternera uruguaya dieron positivo en sendas pruebas de ácido nucleico realizadas el pasado 5 de diciembre en dicha ciudad, anunció la comisión sanitaria local en un comunicado.

En el caso del cerdo brasileño, el organismo indica que se detectaron trazas del coronavirus en envases de un lote de carne de cerdo de la empresa Seaa Alimentos que entró en la ciudad de Shanghái el pasado 28 de junio y que posteriormente fue transportado a Wuhan el 27 de julio. En cuanto a la ternera uruguaya, la empresa exportadora es Breeders and Packers Uruguay, cuyo lote afectado llegó primero a Malasia y desde el pasado 2 de marzo había quedado almacenado en la ciudad china de Tianjin. Se trata del primer caso de trazas del virus en paquetes de congelados importados de Uruguay que se detecta en China.

Las autoridades locales indicaron que se han tomado medidas para suspender la venta de la carne afectada y que cientos de transportistas han dado negativo en los análisis de coronavirus realizados. Fuentes de la Embajada de Uruguay en China explicaron a Efe que se trata de un lote empaquetado en diciembre de 2019 que llegó al gigante asiático meses antes de que el país latinoamericano registrase sus primeros casos de covid, por lo que el problema sería “del manejo de los depósitos y no del origen”.

“Está en juego la imagen de los productos uruguayos. Es muy irresponsable pretender imputar responsabilidades a Uruguay”, indicaron las mismas fuentes y agregaron que “lo más probable es que se trate de un caso de contaminación cruzada” y que ésta se produjese en territorio chino.

En los últimos meses, el país asiático ha detectado trazas de coronavirus en varios empaquetados de productos refrigerados, varios de ellos de Latinoamérica, lo que ha llevado a Pekín a endurecer las normativas de importación de congelados. Solo en noviembre, al menos 25 cargamentos congelados de pescado ecuatoriano, indio e indonesio, carne brasileña y otros productos procedentes de Alemania, Rusia y los Países Bajos dieron positivo por coronavirus en las inspecciones llevadas a cabo por China, aunque desde julio se han sucedido este tipo de casos en distintos productos de procedencias diferentes.

El contagio por esa vía de transmisión de dos estibadores del puerto oriental de Qingdao desencadenó un pequeño rebrote en esa ciudad a principios de octubre, que acabó con un periodo de 57 días consecutivos sin contagios locales en China. Los lotes que más veces han dado positivo en los test, principalmente en sus envoltorios, han sido las gambas, el pescado y las carnes de ternera y de cerdo.

 

 

Deja una respuesta