Hoy rendimos homenaje a una de las actividades más antiguas para la subsistencia de la humanidad. El 9 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Agricultura, una actividad de gran importancia para el desarrollo sustentable de las naciones en el mundo.

Mención especial merece el esfuerzo de los pequeños, medianos y grandes productores del campo, dedicados al cultivo de la tierra para la producción de alimentos de calidad para la población. Con ello se reconoce su ardua labor en la producción de alimentos, a pesar de las vicisitudes generadas durante la pandemia por COVID-19.

¿Qué es la agricultura?
Entendemos por agricultura el conjunto de actividades relacionadas con el cultivo de la tierra y el tratamiento del suelo mediante la intervención del hombre para la producción y obtención de:

Alimentos (verduras, vegetales, frutas, cereales, tubérculos, granos) para el consumo humano.
Fibras (lino, algodón) utilizadas para la confección de prendas de vestir.
Pastos, semillas y forrajes para alimentar al ganado, aves de corral y domésticas.
Cultivos energéticos (maíz, soya) utilizados en la producción de bio-combustibles.
Productos químicos (etanol, plásticos, almidón, azúcar).
Productos biofarmacéuticos y drogas legales.

En la actualidad en varios países se utilizan técnicas e innovaciones aplicadas a la tecnología para el labrado y cultivo de la tierra, así como para efectuar los controles pertinentes para una mejor calidad de los productos agrícolas.

Orígenes de la agricultura
Se estima que las actividades de agricultura se originaron durante el periodo del neolítico, constituyendo una evolución de las actividades de recolección, caza y pesca. Se evidenciaron en los primeros cultivos de trigo y cebada, siendo labores efectuadas por las familias para su propio sustento.

Ya en la edad media se aplicaron algunas innovaciones, mediante nuevas formas de producción, incrementando las cosechas y la variedad de productos agrícolas.

En la actualidad el sector agrícola dispone de maquinaria y tecnología de punta que facilita las labores de labranza, cultivo y cosecha, aumentando considerablemente los niveles de producción y la calidad de sus productos, satisfaciendo las necesidades de consumo de las familias a nivel mundial.

Algunos avances de la agricultura

El sector agrícola ha efectuado notables avances para el mejoramiento de las técnicas y métodos de producción, así como en la calidad de los alimentos. Algunos de los avances tecnológicos que está revolucionando a la agricultura son los siguientes:

Tecnología GPS para la medición, registro y cálculo de área de terrenos.
Sensores de temperatura y humedad, para la medición de diversos Índices de Vegetación y contenido de clorofila, a fin de minimizar el impacto del suelo durante la etapa de crecimiento de las plantas, detectar el contenido de vegetación y la cantidad de nitrógeno en los cultivos.

Utilización de aviones teledirigidos para la distribución de plaguicidas para contrarrestar la invasión de insectos y drones para la obtención de datos como niveles de saturación del agua, altura de las plantas y determinar la biomasa de los cultivos.

Software SIG aplicado a la agricultura, para la recopilación de datos, temperatura, condiciones climáticas y del suelo, rendimiento de los cultivos.

Es de vital importancia aunar esfuerzos para el desarrollo de tecnologías flexibles que permitan incrementar la productividad de la tierra para la mejora continua de los productos cultivados, minimizando el impacto ambiental, así como apoyar la mejora de las condiciones laborales y económicas de campesinos y pequeños productores.

 

 

fuente: https://www.diainternacionalde.com/

Deja una respuesta