En el año 1974 un grupo de artistas populares de Sauce graban lo que con el correr del tiempo se transformo en el himno de “La Vuelta de Canelones”.

A ritmo de pueblo, murga y ciclismo aquellos intrépidos componían, entonaban y grababan la tan simbólica pieza musical.

Por el inexorable paso del tiempo el poco material que había se fue perdiendo al punto de la desaparición, pero existe un sistema de respaldo que nada tiene que ver con lo digital, el mejor disco duro que tienen los pueblos y su cultura que es la DESENDENCIA.

El tiempo porfiado, empecinado a veces se topa con este problema, la descendencia, que se rehúsa a dejársela fácil.

Así fue como Darío González inquieto por no perder este trozo de historia se pone en contacto con la familia Umpierrez, otros grandes puntales de la cultura Sauceña quienes también atesoraron la idea, abrazaron la causa y así fue como estos nuevos intrépidos vuelven a presentar ante ustedes este “Cacho de Historia Sauceña”

 

Gracias a todos los que participaron y en especial a las familias González y Umpierrez

 

 

Descarga

Gracias por compartir y de cierta manera preservar la cultura Sauceña

Articulista: Martín Fabricio – – para sauce.com.uy

 

 

Deja una respuesta