Una de cal y otra de arena.

Dos episodios con desenlaces en las antípodas que ilustran la realidad ambigua, el medio vaso lleno o el medio vaso vacío.

El pasado 25 de diciembre fue hurtado el vehículo de una querida vecina de nuestra ciudad mientras se encontraba trabajando, la desagradable noticia fue rápidamente cercenada cuando la propia vecina a escasas horas del lamentable hecho publicó en sus redes sociales que el vehículo había sido recuperado. En su relato agradece y no es para menos el rápido accionar del 911 en conjunto con la seccional 6ta de Sauce y la seccional 17 de Montevideo.

Por intermedio de cámaras de seguridad y presencia de PADO sobre Av. Belloni logran identificar el vehículo y perseguirlo obligando al delincuente a dejarlo abandonado en barrio Marconi, sin lugar a dudas un procedimiento digno de destaque.

Horas antes, el 24 de diciembre sobre el medio día le fue hurtada la moto a un trabajador en la zona de tres cruces, cuando el trabajador se percató comunico inmediatamente al 911, fue presencialmente a la seccional correspondiente, la moto contaba con GPS y en la empresa propietaria de la moto pudieron seguir el trayecto hasta que se detuvo en una finca en la zona de jardines del hipódromo. La moto continuó reportando posición hasta aproximadamente las 16:00 hs, mas de dos horas después del hurto. Lamentablemente a fecha de publicación esa moto no pudo ser recuperada.

 

 

Deja una respuesta