Lamentablemente el 18 de Julio de 1955 se produciría la tan lamentable Tragedia de San Ramón.

Hoy se cumplen 66 años del día en que el “Centella de Plata” de la empresa ONDA terminó cayendo a las crecidas aguas del Río Santa Lucía, dejando un saldo de 26 muertos entre las 43 personas que viajaban de regreso a Montevideo.

El trágico accidente se produjo en la noche del 18 de Julio  de 1955 cuando el ómnibus numero 216 intentó hacer lo mismo que su antecesor, un coche de la misma empresa que si logró cruzar del lado de Chamizo (Florida) hacia San Ramón (Canelones), El mencionado bus inició el mismo cruce con la mala suerte que sus ruedas del lado derecho quedaran atascadas a pocos metros de haber comenzado el recorrido, fatídicamente el ómnibus se apagó y jamás volvió a encender.

Cuentan testigos que se lograron hacer 2 viajes en bote para rescatar personas, al intentar un tercer viaje el bote derivó contra los pilares del puente ferroviario a causa de la fuerte corriente y se destrozo. A todo eso el coche llevaba casi 10 horas atascado sobre el puente hasta que lamentablemente cayo.

Otros testigos  de época sostenían que si las personas hubiesen descendido en el puente y vuelto sobre sus pasos hubiesen podido salvarse ya que el Bus estaba próximo a la cabecera (Chamizo), pero narran que seguramente por nervios prefirieron esperar el rescate que iniciar una caminata a oscuras sobre el puente con el río crecido, lloviendo, a oscuras y con el característico frio del mes de Julio.

La tragedia de San Ramon sigue siendo a la fecha la que mayor muertes registra en la historia del transporte de nuestro país, 24 personas perdieron su vida en ese tan lamentable accidente.

 

 

 

 

Deja una respuesta