Cada 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, establecido por Naciones Unidas a propuesta de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Fedefam). Desde entonces, se recuerda a las personas detenidas desaparecidas y se reclama a los Estados el esclarecimiento de sus destinos y de las circunstancias de sus desapariciones.
La desaparición forzada es la detención, secuestro o cualquier forma de privación de libertad efectuada por agentes del Estado o por particulares con aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a la información de su destino o paradero, sustrayéndola a la protección de la ley (convención internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas).

Uruguay ratificó esta convención en el año 2009 y esto lo obliga a proteger a las personas ante este crimen, así como a desarrollar todas las acciones necesarias para una adecuada investigación y sanción a los responsables que lo cometan.

 

 

 

Deja una respuesta