La Fuerza Aérea Uruguaya (abreviada como FAU) es la rama aérea de las Fuerzas Armadas del Uruguay. Siendo inicialmente parte del Ejército Nacional, la actual FAU se formó como una rama independiente el 4 de diciembre de 1953. Es la encargada de ejercer la soberanía del espacio aéreo uruguayo, defender la independencia y la paz de la República, la integridad de su territorio, su constitución, sus leyes y además realizar el apoyo logístico necesario en los desastres naturales que el país pueda llegar a sufrir, actuando siempre bajo el mando del presidente de la República, de acuerdo con el ministro de Defensa Nacional.​

El 17 de marzo de 1913 se creó la Escuela de Aviación Militar, situada en la localidad de Los Cerrillos, Canelones. Fue entonces el primer aeródromo regular del país. Allí se le impartieron cursos teóricos y prácticos a cargo del piloto instructor francés Marcel Paillete a un grupo de 10 oficiales del Ejército Nacional que habían sido seleccionados para convertirse en los primeros aviadores militares uruguayos.

Para ello, el instructor francés utilizó biplanos Farman. Entre los integrantes de este grupo se encontraban Juan Manuel Boiso Lanza y Cesáreo L. Berisso, que junto a otros dos jóvenes oficiales, Adhemar Saenz Lacueva y Esteban Cristi, formaron la segunda y ahora definitiva Escuela Militar de Aeronáutica (EMA) el 20 de noviembre de 1916

El 10 de agosto de 1918, el capitán Juan Manuel Boiso Lanza se encontraba realizando un vuelo de entrenamiento sobre la localidad francesa de Pau, siendo líder de una escuadrilla. Durante la fase de aproximación para aterrizar, su avión Nieuport se estrelló y perdió la vida. Tenía 30 años, y siendo uno de los primeros pilotos de la República Oriental del Uruguay, se convirtió en el primer mártir de la aviación militar uruguaya.​

Creación de la Fuerza Aérea Uruguaya
Finalmente el 4 de diciembre de 1950 con la Ley Nº12.070, se creó de forma independiente la Fuerza Aérea Uruguaya, y la totalidad de los elementos de infraestructura, material, personal y rubros pertenecientes a la Aeronáutica Militar, fueron transferidos a la nueva Fuerza Aérea, tal como lo establecía el primer artículo de dicha ley. Es a partir de este momento que las aeronaves comienzan a recibir la inscripción “Fuerza Aérea Uruguaya” en sus fuselajes y la sigla “FAU” escrita en la parte superior de sus alas derechas. En el timón de dirección de las aeronaves se conservó la Bandera de Artigas.

Gracias Emilio Sanni (CX4DD) por las fotos

 

 

Deja una respuesta