El Temporal de Santa Rosa o tormenta de Santa Rosa es una expresión singular para designar una tormenta que se espera que se desarrolle en la porción sudeste de América del Sur en el lapso entre los 5 días anteriores o posteriores al 30 de agosto, fecha correspondiente a la festividad católica de Santa Rosa de Lima, santa patrona de las Américas.

La expresión tiene su origen en una leyenda que atribuyó a los poderes místicos de Isabel Flores de Oliva.
En 1615 en la “Ciudad de Los Reyes” (Lima) una religiosa llamada Rosa –(Isabel Flores de Oliva, 1586 – 1617) encabezó una rogativa desde una iglesia, ante el posible desembarco de piratas holandeses que ya habían asaltado el puerto vecino de Callao.

Sin previo aviso, una gran tormenta impidió que las embarcaciones se acercaran a tierra y así, la ciudad de Lima quedó salva.
Los creyentes comenzaron a atribuir la presencia de la tormenta y la huida de los piratas al poder místico de Rosa.

La leyenda se popularizó en en la zona del Río de la Plata, en Córdoba y en la región de Cuyo.
La capital de la Provincia de La Pampa lleva su nombre.
En Uruguay la tormenta es muy popular en los 5 primeros días posteriores o previos al 30 de agosto.

Según los meteorólogos, el evento no tiene la regularidad que el imaginario popular le atribuye, e imputan su ocurrencia al choque de las primeras masas de aire cálido que comienzan a incidir sobre los frentes fríos al acercarse la primavera.

Climáticamente en el hemisferio austral, la tormenta de Santa Rosa puede constituirse en una de las primeras tormentas, hacia el final del invierno

Dicha perturbación se produce ya a que el Polo Sur sigue aún muy frío mientras que el continente austral comienza el lento proceso de calentamiento.

Popularmente (mito) se espera que la tormenta de Santa Rosa sea más fuerte que cualquier otra, pero normalmente no es así. En el análisis de la frecuencia de aparición del “Fenómeno Tormenta”, cinco días antes y después del 30 de agosto, del período 1861-2003, se observa que solo 16 veces en 142 años, se produjo la “Tormenta” de Santa Rosa de Lima.

Claramente no deja de ser un mito popular, pero no se puede negar que se presenta bastante seguido un panorama de lluvias para esas fechas, es especial si analizamos los registros más recientes: desde 2008 hasta 2020, el único año que no hubo tormenta de Santa Rosa fue el 2013.

 

 

Deja una respuesta